7/06/2014

DESORDEN



Disfrutemos del caos que provocamos entre canciones,
del sudor que late al hacer de tus piernas una carretera donde perderme.
Somos un barranco con aviso de desprendimiento
bajo una tormenta salvaje que lo reblandece.
Somos más que enemigos porque, dicen, que a los enemigos siempre hay que tenerlos cerca,
y tú y yo, de tan cerca, lo que generamos es guerra sin tregua.
Es tu mirada, mientras planeas sobre mí, mientras vigilas mi cinturón,
la que hace que hasta el amanecer del sol se detenga,
que la luna doble el turno y no duerma, la que evita que la noche se escape por la ventana.
Tu cama es un micro clima, es un verano en las noches de invierno.
Así que, si tu intención es venir a desordenar mi desorden,
secuéstrame, no permitas que llegue nunca el orden a esta vida.

No hay comentarios: