7/06/2014

HÉROES


No trato de tocar a mis héroes,
ni acercarme, ni siquiera rozarlos.
Me los quiero beber y vomitarlos por la mañana,
escupir sobre un papel toda la resaca
de horas buceando sin oxígeno, a pulmón.
Me los quiero fumar hasta que mi voz suene a clemencia
y cantarte tan suave 
como un gato silencioso caminando entre las copas sobrantes de una fiesta.
No trato de tocar a mis héroes,
lo único que quiero es que mis manos te hagan sudar,
y ser, por una noche,
héroes.

No hay comentarios: