10/26/2014

MÁS PERDIDOS QUE NUNCA

Conducir sin horizonte, dejarnos llevar a ninguna parte, 
con la única distracción de alguna buena canción que comentar, 
dejarnos caer en una pequeña cabaña apartada 
y empezar una bella batalla, sin cobertura, sin dudas, sin mirar atrás

solo el baile de tus piernas, acompañadas únicamente
de tu camiseta rota y estirada, tus labios dibujando sobre mi un mapa del tesoro, 
tu sonrisa declarándome la guerra, tu silueta ardiendo a la luz de un fuego, 
tratar de evitar que el sol se cuele como un intruso en la fiesta, 

convencer a la luna de que aguante despierta a turno completo, 
que sea esa cómplice discreta, vigilando que nada derrumbe ese momento, 
estar más perdidos que nunca, 
perdernos y que el único faro sea el espacio entre tu boca y la mía.

No hay comentarios: