12/17/2014

UN BUEN SPARRING

El recuerdo es como un buen sparring que cae a la lona una y otra vez y se levanta con la esperanza de una noche de gloria.
El recuerdo está ahí, al acecho, para recordarte que él será el último en abandonar el edificio en llamas.
El recuerdo es la alarma para recordarte que hay que saber caminar en la cuerda floja.
Hay veces que ese recuerdo no volverá a ser película, ni piel, ni miradas, ni cama, ni todas las palabras,
será un constante rincón de paso que siempre estará en obras.

1 comentario:

Mónica PG dijo...

y de qué manera tan sibilina consigue salir indemne de todas las batallas. Reconozcámoslo, sólo él decide cuándo huir